Planta de tratamiento de aguas

Según datos del Banco de Desarrollo de América Latina, entre 2010 y el 2050 en Latinoamérica se deberán invertir 33 mil millones de dólares en infraestructura de tratamiento de aguas para limpiar un 64% del agua. Además de otros 79 mil millones de dólares en alcantarillado para tener un 94% de cobertura.

Actualmente, el 70% del agua se devuelve al medio ambiente sin tratamiento. Las plantas de tratamiento reducen la contaminación del agua a niveles aceptables para no ser un riesgo para los seres vivientes.

La naturaleza es un sistema que tiene una capacidad de regeneración muy buena, pero el uso indiscriminado puede rebasar esa capacidad.

El agua, después de ser usada en hogares e industrias, se va al drenaje mezclada con grasa, compuestos químicos, materia orgánica, desechos sólidos, se convierten en aguas negras.

El tratamiento de aguas permite que más personas tengan acceso a agua potable, disminuye la contaminación de ríos, mares y lagos, evita la propagación de enfermedades, preserva la salud de las personas, entre otros muchos beneficios.

El tratamiento de aguas consiste en una separación mecánica de partículas grandes, y después se usan químicos para inducir la coagulación que hace que las pequeñas partículas se junten en flóculos que posteriormente sedimentan y filtran para finalmente hacer tratamientos con químicos. El respeto por la naturaleza y buen manejo de los recursos en el presente es una apuesta al futuro de la especie.

En Pochteca Materias Primas contamos con un amplio portafolio para el tratamiento de aguas para empresas relacionadas con el tratamiento de aguas, plantas de tratamiento y fabricantes de productos, compuestos y sistemas para el tratamiento de aguas.

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros países